Decoración consciente – Una mirada al Feng Shui

¡Bienvenido de nuevo!

En una época en la que, por exigencias del guion, hemos hecho de nuestro hogar nuestro refugio, el  campamento base donde hemos dedicado muchísimo más de nuestro tiempo a la convivencia, al trabajo, a la cocina, a practicar deporte, a leer, a descubrir nuevos hobbies, incluso a aprender a aburrirnos!… de lo que lo hacíamos antes,  se convierte en un momento ideal para reconectar con nuestros espacios, aprovechando toda la información personal y familiar que poseen, y podemos aprender a influir positivamente en nuestro «hábitat» a través de una decoración más consciente de la mano del Feng Shui,  para que todo ocurra con la mayor facilidad y podamos aportar equilibrio y armonía a nuestra vida.

Desde Crack Hogar queremos ayudarte a abrir camino hacia tu bienestar, guiándote de forma básica en esta disciplina para que puedas aplicarla de manera fácil y práctica, llenando tus espacios de buena vibra!

¿Te animas a crear un hogar además de bonito, sano y feliz? Vamos a ello!

 

Feng Shui es una ciencia milenaria que busca la armonía del ser humano con el entorno que le rodea. Basado en la observación de la  naturaleza, sus ciclos y elementos que la integran (colores, olores, formas, su ubicación…) describe metafóricamente el fluir de la energía sin bloqueos, significa «viento»(Feng, la energía es invisible como el viento) y «agua» (Shui, se mueve como el agua a través de nuestras puertas y ventanas).

Este arte de habitar nos enseña a regular la energía de nuestro hogar para mejorar nuestro bienestar y calidad de vida, y vivir de manera más consciente y feliz. En busca del equilibrio, el Feng Shui nos permite saber el tipo de energía que hay, aprovecharla cuando es buena y sanarla cuando nos afecta negativamente, y así nutrir todos los rincones del hogar.

 

¿Cuáles son sus fundamentos?

Todo está vivo

Todo lo que nos rodea nos influye, porque todo es energía y emite una vibración que de manera más o menos consciente, proyecta unas sensaciones y emociones sobre nosotros. Toma consciencia de los que te rodea y descarta lo negativo, recuerdos desagradables, incómodos o simplemente todo aquello que ya no te guste. Opta por rodearte de cosas bellas, que te inspiren, que te hagan recordar momentos felices y te produzca placer contemplarlas. Esto aumentará tu propia energía vital.

 

 

Todo está relacionado

La energía nos conecta a todo lo que abarca nuestro entorno. Energéticamente no estaremos nunca aislados, pues mantenemos fuertes conexiones con las personas, lugares y cosas que tenemos cerca. Tu hogar es una extensión de ti mismo, el espacio donde vives es el reflejo del alma, así que reconócete en tus gustos, apuesta por una decoración que hable de ti y crea un hogar con alma propia.

Todo cambia

Lo único constante en nuestro universo es el cambio. Igual que la naturaleza tiene sus estaciones, la energía que sustenta la vida no es estática. Puedes revisar periódicamente tus estancias para evitar bloqueos de energía, presta atención a las sensaciones y dale voz a tu  intuición cuando tengas ganas de cambiar el color de tus paredes, mover o cambiar la distribución de los muebles, hacer reformas, o cambiar el uso que le dabas a un espacio hasta el momento. Armonizar nuestro hogar es ponerlo en sincronía con nuestro mundo interior, esto aumentará nuestra vitalidad y nos aportará coherencia y mayor claridad para tomar mejores decisiones.

¿Y sus herramientas?

Los 5 Elementos

La energía que nos rodea viene representada por los 5 elementos presentes en la naturaleza:

 

🔥 Fuego: energía muy activa, de liderazgo y pasión. puede venir representado con

colores como el morado y el amarillo.

🌲 Madera: energía activa. Muestra creatividad, intuición y flexibilidad. Está presente en el mobiliario y las plantas.

🌍Tierra: energía equilibrada. Representa orden, fuerza y estabilidad con materiales como por ejemplo el barro.

💦 Agua: energía fluyente. Los colores que la representan son el color azul, negro o gris, ya que transmiten relajación, espíritu, sabiduría y emoción.

🏆 Metal: energía concentrada. Representa reflexión y formalidad. Combina muy bien con la energía activa del elemento madera.

 

 

Si conseguimos el equilibrio entre estos 5 elementos, conseguiremos un

ambiente más armonioso. Juega con la decoración para encontrar la armonía y que el flujo de energía recorra cada rincón! Velas aromáticas como energía fuego, portafotos metálicos o lámparas como energía concentrada del elemento metal, jarrones, plantas, centros de mesa, maceteros como energía tierra y madera, lienzos y cuadros de paisajes de la naturaleza o textiles de tonalidades azules, grises y negros como elemento agua. Tan importante es dónde coloques cada elemento como la cantidad que haya de cada uno de ellos por estancia.

 

 

El Yin y el Yang

Son las dos fuerzas opuestas y a su vez complementarias en las que se basa toda la filosofía Feng Shui. La energía Yin denota profundidad, tranquilidad, oscuridad relacionándose con la luna, la noche, el agua, el lado femenino, el color negro o azul, la voz suave, los movimientos tranquilos, la tierra, el sueño, el alma, el otoño, etc. La energía Yang denota actividad, movimiento, luz, y por tanto se relaciona con todo lo que sugiere estos aspectos como puede ser el Sol, el día, el color rojo, la voz fuerte, el estrés, la vigilia, la vida, el fuego, el ruido, el verano, lo masculino,…

 

La sintonía entre estas fuerzas en un ambiente es lo primero que debe observar un practicante del Feng Shui.

En un espacio con un exceso de Yin podemos notarnos apagados, tristes, con falta de movimiento, podemos tender a tener persianas y cortinas cerradas ,… Para contrarrestar este exceso, puedes aumentar la luz en diferentes puntos de la vivienda, utilizar colores más luminosos y alegres, mejorar la ventilación del espacio, hacer limpieza de objetos estancados o cambiar la distribución de los muebles de manera que no supongan un obstáculo al paso. Opta por cuadros o lienzos con imágenes y colores alegres, en busca de una dosis de energía más activa y vital Yang creando un nuevo equilibrio.

Un exceso de Yang puede hacerlos sentir nerviosos, estresados, con falta de sueño, con necesidad de comer alimentos más fuertes como picante, marisco, más consumo de alcohol, utilizar colores más estridentes y ácidos en la decoración…Para equilibrar este exceso de Yang, puedes probar de utilizar luz suave e indirecta, uso de tonos suaves en la decoración de tus espacios, cortinas que te proporcionen intimidad, dormitorios sencillos sin elementos de dispersión como televisión u ordenador, música tranquila, cocina con abundancia de frutas y verduras, entornos de poco ruido, etc. Se trata de buscar patrones Yin positivos que corrijan la balanza.

El mapa Bagua, la importancia de la orientación y la distribución

Es el método de aplicación del Feng Shui más utilizado en occidente y empezó en los años 70 de la mano de Thomas Lin Yun. Consiste en un mapa octogonal para dividir el espacio en 9 aéreas simbólicas que representan todos los aspectos de nuestra vida: profesión, salud, relaciones, familia, conocimientos.. ayudándose de los 5 elementos y las energías Yin Yang. Coinciden con los ocho puntos cardinales:

 

Puedes hacer un plano de tu casa adaptando la forma octogonal original del Bagua a un rectángulo y dividirlo en las 9 aéreas vitales, comenzando y haciendo coincidir la entrada con el área de viajes, profesión y conocimientos. Esto te servirá de punto de partida!

¿Cómo aplicamos el Feng Shui en la decoración de nuestros espacios?

💡 «Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar»

 

Orden,  limpieza y claridad son aspectos clave para decorara según este arte. Con esto nos referimos a asentar una buena base donde no exista una acumulación de objetos inservibles, estancados en el tiempo, o que simplemente mantenemos por complacer a alguien pero que no nos producen un bienestar real. Hacer un buen vaciado de tu espacio antes de colocar nada, aprovechando el cambio de estación por ejemplo,  te aportará claridad mental, ya que la energía fluirá con más facilidad. Practica el desapego y huye de la sensación de tener espacios trastero que te provoquen cierto caos mental, el acto de organizar activa significativamente tu energía vital y te acerca al equilibrio interior. A partir de aquí, podrás darle vida a tu hogar con mayor consciencia. Recuerda que como es fuera, es dentro.

💡 La importancia de los colores

Los colores son ondas que vibran en diferentes frecuencias, son pura energía y dado que nos influyen tanto física como mentalmente, deben escogerse y combinarse de manera muy consciente. Recordemos que están interconectadas con los 5 Elementos de la naturaleza y estos a su vez rigen cada una de las 9 zonas vitales de nuestro hogar.

 

 

🔥 Elemento Fuego: rojo, anaranjados, rosados, cálidos.

🌍 Elemento Tierra: marrón, beige, amarillo.

💦 Elemento Agua: negro, azul, turquesa azulado, gris oscuro.

🌲 Elemento Madera: verde, turquesa verdoso.

🏆 Elemento Metal: blanco, dorado, plateado, blanco roto, gris brillante.

 

 

 

 

No debes anteponer, sin embargo, estos rasgos generales a aspectos más particulares como por ejemplo la personalidad y gusto de quien va a ocupar esa habitación ( una persona nerviosa e hiper activa, por ejemplo, debería evitar el exceso de Yang de los rojos, amarillos… y decantarse por colores que le aporten Yin, suaves y neutros),qué uso se le va a dar a cada espacio ( evitar colores estridentes en el salón, o tonos oscuros en el recibidor, colores fríos en la cocina que no inviten al placer de cocinar…). Siempre es un acierto optar por colores claros y pastel cuando se exponen en grandes aéreas como las paredes, como buena base para combinar con el resto de la decoración( suelos, mobiliario, cuadros, plantas, textiles…).

💡 Luz saludable de espectro total

La iluminación general debe ser equilibrada de manera que no haya zonas de oscuridad, pero tampoco zonas con excesiva iluminación. Puedes combinar puntos de luz ambiente y otros puntuales. Este armonía luminosa hace que las emociones en la casa estén equilibradas, ya que facilitamos que la energía fluya libremente.

     

   

La luz natural es la más apreciada por el Feng Shui, ya que regula los ritmos circadianos,  y debes aprovecharla al máximo. Cuando esto no sea posible, opta por la luz de amplio espectro (por ejemplo bombillas incandescentes y/o lamparas halógenas) ya que son capaces de reproducir toda la gama de colores, igual que la luz solar. Emiten una luz uniforme, que reduce la fatiga visual, relaja la vista y estimula la mente, favoreciendo la concentración y la productividad.

 

💡Siente en verde

La presencia de flores y plantas en tus espacios debe ser un imprescindible! Representando al Elemento Madera y con energía en fase de crecimiento, te mantienen conectado a la naturaleza y permiten que la energía del hogar se mantenga equilibrada. Juega con la amplia gama de colores que te ofrecen y decántate  por aquellas con hojas de forma redondeada, ya que visualmente son más amables y menos agresivas. Te aportan multitud de beneficios a nivel físico y emocional, entre ellos:

 

 

🌱Reducen el estrés, aumentan la concentración y la creatividad y mejoran en estado anímico. Los narcisos colocados en tu zona de  estudio pueden ayudarte a potenciar estos aspectos!

🌱Purifican el aire y funcionan de barrera protectora contra energías tóxicas del exterior. Ubicadas en ventanas o puerta de entrada, aromáticas como la menta o frondosas como el potos, la hiedra o el ficus harán de filtro de aire natural.

                                          

 

🌱Plantas grasas, suculentas y los cactus almacenan agua constantemente en todo su cuerpo y por ello potencian la energía de la abundancia. Utilízalas  preferiblemente en tu patio o terraza, o las orquídeas ubicadas en el interior de tu hogar con el mismo propósito.

 

🌱Regulan la circulación de la energía en espacios como pasillos o zonas con poca luz. La costilla de Adán, el filodrendo o el helecho te lucirán geniales!

 

💡 El poder está en su reflejo

Espejos, por supuesto que sí! Pero cuidado con lo que reflejan!

Son un elemento esencial y representan al Elemento Agua, que se asocia a la fluidez, la inspiración y la comunicación. Aportan luz y profundidad y es por eso que tienen la capacidad de activar la energía positiva de nuestro hogar y a su vez neutralizar los aspectos negativos de una estancia, dependiendo de dónde estén ubicados. Para conseguir este equilibrio energético, te recomendamos seguir estos criterios:

🔆Asegúrate de que reflejen cosas bonitas, lo mejor de cada estancia.

🔆Un gran espejo en la entrada de tu hogar activa la energía Chi (la energía vital o esencia que nutre nuestra vida y la del Universo), evitando colocarlo delante de la puerta para que esta energía no rebote y vuelva a salir,  y preferiblemente en las paredes laterales de tu recibidor.

🔆Un lugar idóneo para un bonito espejo es un rincón oscuro de la estancia, esquinas, pasillos...Al  dar luminosidad y sensación de mayor amplitud, ayudaras a que fluya la energía con mayor facilidad!

🔆Evita colocar espejos rotos, empañados o muy deteriorados. Es muy importante que la imagen que reflejan sea limpia y no distorsionada, para que la energía sea lo más nítida posible. Si reflejan imágenes deformes, esto nos producirá una incomodidad y un estancamiento de la energía en ese punto de la estancia.

🔆Si te gustan los espejos en la habitación, para aportar luminosidad  amplitud por ejemplo, ten en cuenta que no deben reflejar tu imagen mientras duermes. Tu energía vital estará rebotando toda la noche y este flujo constante hará que no descanses adecuadamente.

 

Deseando que nuestro post te haya sido de utilidad para iniciarte en los primeros pasos hacia una decoración más consciente! Estaremos encantados de leerte!

Equipo Crack Hogar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *